dimarts, 7 d’agost de 2007

La familia Soldevila de Escart y la red belga de Jean.

Noemí Riudor Garcia

Precedentes

Jaume Soldevila nació en Escart (Pallars Sobirà, Cataluña) en 1906. En 1932 emigró a Francia y se casó con Generosa Cortina, nacida en 1910 en Son (Pallars Sobirà, Cataluña) y emigrada a Francia en 1925.

Sus hermanos Joan (nacido en 1913) y Ricardo (nacido en 1916) vivían en Escart. Cuando estalla la Guerra Civil en 1936, Joan se alista como voluntario en el cuerpo de carabineros del ejército republicano. Es destinado a Madrid. Acabada la guerra en 1939, regresa a Escart. Ricardo se había alistado en el ejército del aire y había servido la República en Murcia. Al final de la guerra fue encarcelado en Cartagena.

Los años de posguerra fueron difíciles, tanto económica como socialmente. Joan y Ricardo trabajaron como mozo de granja, en el bosque talando madera y haciendo algo de contrabando. La noche del 9 al 10 de junio de 1943 los interceptó la Guardia Civil en uno de sus viajes a Andorra. Los dos hermanos y un compañero fueron conducidos al Seminario Viejo de Lérida, que hacía las veces de cárcel. Allí cumplieron treinta días de condena por un delito de contrabando.

En 1943, en la cárcel del Seminario Viejo había, junto a presos españoles acusados de delitos varios, reclusos extranjeros de las más diversas nacionalidades que habían sido detenidos por la Guardia Civil cuando cruzaban la frontera de manera clandestina en su huida de la Europa nazi. Allí, los hermanos Soldevila conocieron un chico de Saint-Girons (Ariège, Francia). Cumplida la pena, Joan y Ricardo regresan a Escart y reanudan sus actividades.


Organización de la red de Jean en los Pirineos

Al poco de su regreso, el Consulado belga de Barcelona contacta con los dos hermanos. El muchacho de Saint-Girons les había recomendado para hacer de correo entre Toulouse y Barcelona pasando por los Pirineos. Así fue cómo entraron a colaborar con la red de correo de Jean.

Al principio, los correos son Ricardo (agente "José") y Jaume (agente "Pablo"). El primero viajaba a Barcelona para recoger un "bulto" en el Consulado belga; al tomarlo a su cargo, firmaba con su nombre falso en un registro donde constaba la fecha y la cantidad que percibía por sus servicios: 5.000 pesetas por viaje. De Barcelona, Ricardo llevaba el "bulto" hasta Er (Cerdagne, Pyrénées Orientales) y lo depositaba en una casa "buzón", que era donde se realizaría el relevo. Jaume lo recogía y lo hacía llegar a Toulouse, donde Generosa se encargaba de entregarlo a otro agente de la red, una mujer que no conocía.

Cuando el itinerario por la Cerdaña se hace demasiado peligroso, deciden abrir una nueva ruta por el Pallars Sobirà. Ricardo llevaba el "bulto" de Barcelona a Escart; Joan (agente "Rodrigo") lo pasaba a pie de Escart a Couflens (Couserans, Ariège) cruzando por Vinyals, entre los puertos de Salau y Aulà. En Couflens lo depositaba en una casa de confianza donde lo recogía Jacinto Bengoetxea, un refugiado navarro dedicado al transporte regular de pasajeros entre Couflens y Saint-Girons. Este llevaba el "bulto" a casa de la familia Gabarre, originaria de Isil (Pallars Sobirà, Cataluña), donde Jaume lo recogía para hacerlo llegar a Toulouse.

La misión Roch y la cadía de la red de Jean

En abril de 1944, el gobierno belga, exiliado en Londres, pone en marcha la misión Roch, cuyo objetivo era la evacuación de agentes identificados y de personalidades particularmente relevantes. El encargado de la misión, el capitán de aviación belga Charles de Hepcée, ha de introducirse en Francia con la ayuda de los hermanos Soldevila.

Ricardo lo acompaña de Barcelona hasta el Pallars Sobirà. Los hermanos habían previsto alojarle en una casa de Son (Pallars Sobirà, Cataluña) hasta que llegara Jaume para llevarle a Toulouse. Pero la mala suerte quiere que se tropiecen con un hombre de sobras conocido por sus opiniones pro franquistas. Temiendo ser denunciados, deciden proseguir inmediatamente el viaje.

Joan y Ricardo, que siempre han operado de este lado de la frontera, piden ayuda a un hombre de Salau refugiado en Borén (Pallars Sobirà, Cataluña) para que haga de guía en territorio francés. Este abandonará a Hepcée justo detrás de la frontera, ya en Francia. Interceptado por una patrulla alemana en Pont de la Taule (Couserans, Ariège) el 22 de abril de 1944, Hepcée fue sometido a un duro interrogatorio, encarcelado y fusilado.

Un mes más tarde, la Gestapo detuvo a Generosa y Jaume en su domicilio de Toulouse. Generosa Cortina fue deportada al campo de Ravensbrück (Alemania). Jaume Soldevila fue detenido en Tolouse y conducido junto con otros presos a un bosque cerca de Castelmaurou (Haute Garonne) el 27 de junio de 1944. Allí se les obligó a cavar su tumba antes de ser fusilados. Jaume supo aprovechar un momento de distracción de los solados para huir. Herido de poca gravedad en la rodilla, fue recogido por un médico italiano que le escondió hasta la llegada de su primo, Tonbio Sanz, acompañado de varios milicianos españoles. Jaume fue el único superviviente del bosque de Castelmaurou. Poco después, el 20 de agosto de 1944, Toulouse era liberada.

Generosa sufrió torturas y trabajos forzados en una fabrica de armamento alemana. Fue liberada el 3 de mayo de 1945 por el ejército soviético. Reencontró a su marido después de un año sin saber nada la una del otro.

Otras actividades de resistencia

Generosa y Jaume también habían actuado para la red Françoise (también llamada Pat O'Leary), que dependía del gobierno británico. Su domicilio en Toulouse era un "buzón" de la red y Jaume se había encargado de introducir en España algunos grupos de aviadores. Joan recuerda que en una ocasión su hermano le dio en cargo a cinco aviadores británicos y canadienses.

Tras la Guerra Mundial: actividades profesionales y reconocimiento

Después de la Segunda Guerra Mundial, Jaume continuó trabajando como mecánico en Toulouse hasta que abrió con Generosa un pequeño bar restaurante.

Sus actividades de resistencia les han valido el reconocimiento de los gobiernos francés y estadounidense. En 1947, el presidente de los EE.UU. les concede la Medal of Freedom; en 1962, Generosa es merecedora de la Croix du Chevalier de la Légion. Generosa Cortina murió en 1987 y Jaume Soldevila, en 1998.

A Joan y Ricardo no se les ha reconocido su participación en las redes aliadas de información y de evasión. Tras la guerra, siguieron viviendo de su trabajo forestal y del contrabando a pequeña escala. Ricardo se marchó a Francia a mediados de los años 50, se casó y se puso a trabajar como viajante para un almacén de ropa de Toulouse. Murió en el 2003. Joan se casó en 1946 y se quedó en Escart. Actualmente vive en Esterri d'Àneu con su mujer.