dijous, 9 d’agost de 2007

Tino Parramon de Josa del Cadí, de agente de fronteras a agente de pasaje

Clara Arbués

Precedentes
Laurentino Parramon Elias nace en Cal Magre, en Josa del Cadí (Alt Urgell, Cataluña), en 1911. Es hijo de Hermenegildo Parramon Riera, de la casa Cal Vansa de Josa, y de Pepa Elias Mitjana, de la casa Cal Músic de Gósol (Alt Urgell, Cataluña). Cursó algunos años en el seminario de la Seu de Urgell (Alt Urgell, Cataluña).
En la década de 1930 militó activamente en Estat Català y se relacionó con los políticos más destacados de la comarca. Tuvo parte en la creación de un grupo de Estat Català en Sant Llorenç de Morunys (Solsonès, Cataluña).
En octubre de 1936 se alistó como agente de fronteras de la Generalitat; más adelante, aún durante la guerra civil española, fue alcalde del municipio de Josa del Cadí. Con la caída de Cataluña y la retirada, abandonó el país y estuvo viviendo un tiempo entre Andorra y la Ariège (Francia).

Agente de paso durante la Segunda Guerra Mundial
Durante la Segunda Guerra Mundial, el hostal Palanques de La Massana (Andorra) funcionaba como casa segura para varias redes de evasión. Los hermanos Molné, propietarios del hostal, llevaban en su propio coche a los evadidos hasta Bordes de Peguera (Sant Julià de Lòria, Andorra). Allí comenzaba la aventura de Tino Parramon, cuya misión era hacerlos llegar sanos y salvos a Barcelona. El viaje tomaba 7 u 8 días, a pie y siempre de noche para no ser vistos. De día descansaban. De las Bordes, bajaban a Bescaran (Alt Urgell, Cataluña), cruzaban el río Segre por Pont d'Arsèguel, subían hasta Arsèguel y atravesaban la sierra del Cadí por las Tres Canaletes y la Canal Baridana; seguían por el Baixer hasta Josa del Cadí, pasaban por debajo de l'Espà (Berguedà, Cataluña) y llegaban a la Corriu (Solsonès, Cataluña). De allí, se dirigían a la masía de Cor-de-Roure, donde descansaban todo un día antes de reemprender la marcha nocturna hasta Sallent (Bages, Cataluña). La siguiente etapa les llevaba cerca de Mura; tras cruzar el macizo de Sant Llorenç de Munt llegaban a Sabadell, donde tomaban los Ferrocarriles de la Generalitat hasta Barcelona. En el tren, Tino hacía como si no conociera a nadie del grupo. La consigna era que todos y todas tenían que hacer lo que hiciera Tino sin intercambiar ni una palabra. Una vez en Barcelona, iban al Consulado británico, en la plaza Urquinaona, donde Miss Collie se encargaba de recibir al grupo.
Al hablar del tema, Tino se refería también a Francesc Viadiu, miembro de Estat Català y activista de la resistencia.

Después de la guerra: entre Josa y Santa Coloma de Gramenet
Después de la guerra, Tino trabajó como ganadero trashumante. A finales de otoño, reunía las ovejas y las conducía hasta Santa Coloma de Gramenet por una ruta similar a la que había seguido durante las evasiones. Fue detenido en Santa Coloma y fichado por la policía por sus actividades durante la Guerra Civil y los primeros años de posguerra. Él argumentaba que solo sabía de sus ovejas y "¿qué podía hacer de malo un pobre pastor?" Por lo que parece, lo que le ayudó a salvar la situación fue que conocía a un jefe local de la Falange. En Santa Coloma conoció a Carme, emigrante aragonesa hija de Sariñena (Huesca, Aragón), con la que se casó.
En los años 60 y 70, Josa sufrió una fuerte despoblación. En invierno, cuando Tino se marchaba del pueblo, no quedaba nadie con el rebaño .Aunque él procuraba ocuparse de las casas, no pudo evitar que algunas fueran expoliadas. Tuvo que poner cadenas para impedir el paso de vehículos de modo que no siguieran llevándose las cosas del pueblo.
En 1973 el municipio del Josa del Cadí fue agregado al de Tuixén, pero se reconoció la personalidad propia de Josa, que pasó a ser una entidad menor descentralizada. Tino Parramon fue durante muchos años su alcalde. Murió en otoño de 2004.